El lenguaje corporal canino

No nos cabe duda de que no hay nadie en el mundo que conozca mejor a tu perro que tú. Sólo tú sabes interpretar con un solo vistazo si está contento, asustado, enojado… Gracias a vuestra convivencia habéis aprendido a conoceros mutuamente y seguramente tampoco haya nadie que te conozca a ti mejor que tu perro. La conexión que se produce dueño-perro es algo muy especial y que sólo quienes amamos a los perros somos capaces de entender.

Dicho esto, te aconsejamos que eches un vistazo a esta imagen divertida y muy aclaratoria para interpretar mejor si cabe las señales que nos envía nuestro amigo puesto que los perros tienen su manera de comunicarse y si aprendemos los diferentes significados de su lenguaje corporal tendremos un vínculo más cercano y gratificante con él.

Entender a mi perro

Un aspecto importante en lo que nos atañe y que no figura en la viñeta es el tema de la sed. Si durante la caminata observas que tu perro se relame sin aparente motivo (no hay nada que le produzca stress ni aroma que le abra el apetito) es muy posible que simplemente se humedezca la nariz porque está seco de sed. Nosotros lo hemos comprobado y no suele fallar, le ofreces agua y se la beberá como si no hubiera mañana… No te olvides de racionarla!

En caminoconmiperro no nos gustan los términos como dueño, amo, propietario o cualquier palabra  que denote la posesión de un perro como si de un objeto se tratase. Pero desgraciadamente el lenguaje que tenemos es el que hay, y debemos emplearlo para ser lo más claros posibles y que los contenidos te resulten ágiles y fáciles de leer.

comments powered by Disqus