Qué darle de comer durante la caminata

Durante el desarrollo de la etapa tal vez no sea necesario que te molestes en dejar el pienso a mano porque seguramente no le vaya a apetecer ni probarlo. Otra cosa es que encuentre a alguien comiendo un bocadillo o cualquier manjar humano, que entonces si se le despertará el hambre como si no hubiera comido en días… Ya sabes, perros…

Una cosa que sí puedes hacer es llevarle algún tipo de refuerzo alimentario (energético o protector de músculos y articulaciones) de los que hay en el mercado para perros, que vienen en formato de golosina, y así se lo das cuando te pares tú a comer algo durante la caminata ya que esto sí le apetecerá. Puedes encontrarlos en tiendas especializadas presenciales y on-line.

A nuestra “Flauta” le dimos durante todo el camino un snack para la protección de músculos y articulaciones que le fue muy bien y que se comía encantada cada vez que se lo dábamos dado el gran esfuerzo que realizaba (dos unidades diarias). Éstos eran de una marca conocida y los podíamos encontrar en caso cualquier clínica veterinaria que encontrábamos a nuestro paso o tienda para mascotas.

La logística

Para un perro mediano, con transportar 1 ó 2 kg de pienso (mejor si es de gama alta) es más que suficiente, ya que lo podemos alargar hasta unos 4 días si lo mezclamos al 50% con alguna lata para perros, carne picada, paté o cualquier alimento jugoso y rico en proteínas, que le despierte el apetito y que sí podremos encontrar cada día en cualquier tiendecita de pueblo, gasolinera, restaurante...

Esta es nuestra fórmula elegida por varias razones:

  • A muchos perros con el agotamiento se les quitan las ganas de comer, si les ponemos sólo pienso corremos el riesgo de que no le hagan mucho caso
  • Si sólo le damos latas para perros, puede resultar insuficiente dado el gran esfuerzo realizado, porque alimentan bastante menos que cualquier pienso de gama alta (basta con echar un vistazo a los contenidos nutricionales). Por eso sugerimos mezclarlas, además estos piensos suelen venir en formatos pequeños (1 ó 2 kg perfectos para transportarlos) y los puedes encontrar en cualquier veterinario
  • Al mezclar un pienso con otra cosa, no sólo lo hacemos más apetecible, resulta mucho más económico
  • Llevar algo de pienso siempre en la mochila nos da cierta tranquilidad por si esa noche no se encuentra nada abierto dónde comprarle qué comer

No te preocupes demasiado por dónde vas a comprar la comida porque casi cada día se pasa por algún pueblo de referencia donde encontrar un súpermarket o veterinario donde comprar alimento. Otra cosa es que no vayas a dormir en los pueblos, por lo que la alimentación de tu perro es una cuestión que deberás ir planeando diariamente antes casi de empezar a caminar para prever dónde comprar el alimento y que no os pille el toro.

Sobre las cantidades, dado el gasto energético extra que está realizando tu perro durante la actividad, deberás darle más cantidad de lo que acostumbre en su vida rutinaria… ¿A caso no te vas a dar tú también unos buenos homenajes?

Finalmente comentar que hay varios negocios on-line y presenciales donde venden suplementos nutricionales como vitaminas, L-carnitina, electrolitos y un largo etc. cuyo empleo  ya depende de lo naturalista que seas en la alimentación, y sobre todo de lo que te recomiende tu veterinario a quien te recomendamos que preguntes antes de suministrarle cualquiera de estos productos no naturales pero en ciertos casos muy efectivos.

En alguna parte hemos leído que casi todos los peregrinos, albergues y restaurantes regalan sus sobras a los perros que hacen el Camino de Santiago. Nosotros no hemos experimentado este fenómeno tanto como para dejar que la alimentación de nuestro perro dependa de estas sobras, máxime si se trata de un animal medianamente educado y que no se dedica a ir pidiendo comida a la gente. Indudablemente sí darás con gente muy amable que os ofrecerá comida para tu mascota, pero tampoco cuentes con ello todos los días.

comments powered by Disqus