Plantear el Camino de Santiago
con mi perro

Antes de lanzarte a hacer el Camino de Santiago con tu perro, te vendrá muy bien que inviertas cinco minutos en parar a pensar en el planteamiento que quieres hacer para así evitar sorpresas y alguna decepción que otra. A continuación te exponemos un resumen de los aspectos que en caminoconmiperro creemos  que no debes pasar por alto para hacer un buen planteamiento y llegar exitosos a vuestro destino.

El bolsillo

El presupuesto diario, cómo no, importa a la hora de hacer el Camino de Santiago con perro, aunque ni mucho menos resulta una cuestión determinante.

El dinero del que dispongamos (o queramos gastarnos) condicionará principalmente el alojamiento, y como consecuencia de ello, en la posibilidad de improvisar ó no dónde dormir cada noche. Para saber más consulta dónde alojarte con tu perro.

El estado físico

Otro factor muy importante que debemos considerar para de hacer el Camino de Santiago con perro, es la condición física de nuestra mascota. Indudablemente, las personas con más sufrimiento o menos, conseguiremos cumplir con las etapas que vienen establecidas en cualquiera de las guías del Camino. No así los peludos, que por mucho que nos guste pensar que ellos son perros y son capaces de todo, no siempre lo consiguen. Además no debemos olvidar que nadie les ha preguntado si quieren hacer el camino, por lo que someterles a un sufrimiento o sobreesfuerzo excesivo carece de todo sentido.

El físico de nuestro perro condicionará entonces en los kilómetros diarios a plantear, y por lo tanto en la distancia total a recorrer en el viaje. Consulta No todos los perros pueden igual para ver más sobre este tema.

Época del año

Desde el punto de vista de la caminata, para los perros mucho mejor hacer el Camino de Santiago lejos del verano. Especialmente si tenéis pensado realizar etapas entre Logroño y León, donde el calor y la escasez de agua toman un papel más que crítico por el riesgo de golpe de calor en los perros.

Pero las vacaciones son cuando son, y además el verano tiene un aspecto muy positivo para los bolsillos ajustados, que es  el poder dormir en casi cualquier parte ya que las temperaturas no bajan demasiado por la noche.

Tus preferencias

Si no puedes hacer el Camino de Santiago con perro completo, tus gustos y expectativas deberán determinar qué tramo elegir en base a los paisajes, cantidad de gente que te guste encontrar, y en cierta parte, autenticidad.

Como imaginarás, no es lo mismo caminar las últimas etapas desde Sarria en agosto formando parte de una auténtica romería formada por hordas de peregrinos, que cruzar la meseta castellana en solitario a 40 grados a la sombra…  Echa una vistazo a la descripción general de los tramos para ayudarte a decidir qué tramo elegir del Camino de Santiago Francés.