Ponerse en forma

Preparar el Camino de Santiago resulta algo fundamental aunque simplemente sea para medir vuestras fuerzas y saber qué sois capaces de hacer tu perro y tú. En internet existen infinitud de informaciones y consejos para preparar el Camino de Santiago, tanto desde el punto de vista físico como el psicológico.

Todo el mundo puede hacer el Camino de Santiago con su perro. Dependerá de su condición física y de la de su mascota, lo sufrida o llevadera que pueda resultar la experiencia en base a los objetivos propuestos.

Lo ideal es que tanto tú como tu perro os mantengáis activos durante al menos un mes antes de partir. Que salgáis a correr regularmente, o que te acompañe a montar en bici, o a patinar, o a caminar por el monte siempre que sea posible. Solo de este modo conseguirás que el perro se habitúe físicamente a las largas distancias, que haga un callo lo suficientemente consistente en las almohadillas, y lo que no es menos importante, que ambos empecéis a entenderos y a compenetraros adoptando un ritmo común, sin tirones, que os acompañe durante todo el Camino de Santiago.

Sea cual sea el plan de entrenamiento que elijas para preparar el Camino de Santiago con tu perro, lo único que debes hacer es llevarle contigo y empezar a aprender a entenderle en lo que a sus necesidades se refiere durante la caminata.

comments powered by Disqus