Las dos formas de plantear el alojamiento

No todos las personas somos iguales y por supuesto los perros tampoco. Habrá peRRegrinos que preferirán gastarse un poco más de dinero y asegurarse dormir cada noche en una cama con sábanas limpias y su perro en la habitación, y habrá quien piense que eso es restarle espíritu al Camino y prefiera lanzarse a la aventura de no saber en qué albergue o cobertizo pasarán cada noche. Habrá otras personas que sin más, prefieran llevarse la tienda de campaña y dormir bajo las estrellas sin que nadie les mire raro por ir acompañados de su inseparable perro.

Todas las formas son buenas y no vamos a entrar a valorar cuál es la mejor, en caminoconmiperro trataremos de ayudarte para que sea cuál sea el planteamiento que elijas, tengas los menos problemas posibles a la hora de encontrar dónde dormir con tu perro, que es sin lugar a duda una de las mayores dificultades que encontrarás para hacer tanto el Camino de Santiago como cualquier viaje o actividad en el medio natural con tu perro.

También puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre qué llevar en la mochila para dormir con con el perro.

Low cost y a la aventura

En este grupo entrarían los peRRegrinos que prefieren dormir en los albergues del Camino no pagando más de 10 € la noche, o los aventureros que opten por dormir al aire libre.

En la práctica totalidad de los albergues, los perros deben de dormir en el patio o en algún habitáculo que tengan preparado a tal efecto. Por favor, si no estás seguro de que tu perro va a pasar tranquilo la noche, y que no va a empezar a llorar o a ladrar despertando al resto de peregrinos, te rogamos que descartes esta opción, por el bien del resto de peRRegrinos que puedan venir después de ti. Ya nos hemos encontrado varios casos de hospitaleros reacios debido a experiencias pasadas con perros que lloran desesperadamente toda la noche y no dejan pegar ojo al resto de peregrinos que no tienen culpa de nada. Esto lo único que hace es perjudicar seriamente a próximas personas que caminen con su perro.

Dormir al aire libre con mi perro

La otra opción (recomendable en verano) es dormir en tienda de campaña.  A lo largo de todo el Camino hay merenderos con sus mesas, fuente, y explanada que pueden ser buenos lugares alejados del resto de gente para pasar la noche de este modo. En las reseñas de las etapas solemos incluir la existencia de sitios como este. Comentar también que encontraremos algún camping, ver el listado de alojamientos pero que sus precios suelen ser iguales que a los de dormir en litera en un albergue.

Otro método low cost que sólo sirve en los meses y tramos de máxima afluencia, es el de llegar a los pueblos más populares, esperar a que se llenen todos los albergues (cosa nada difícil en verano) y que habiliten los polideportivos municipales donde se duerme en colchonetas y se usan las duchas de la instalación. Si eres discreto y esperas a que anochezca y se vaya el vigilante, como no suelen tener luz, seguramente puedas aprovechar para meter a tu perro (siempre y cuando sepa comportarse y guarde silencio) y dormir en algún rincón con él sin molestar a nadie… Un poquito de picardía tampoco viene mal!

Cosas que debes saber si duermes por ahí

  • En los merenderos encontrarás mesas donde cenar cómodamente, fuente con agua potable, papeleras, tranquilidad… Pero desgraciadamente a veces también mucha suciedad.
  • No te despertará nadie. Esto es bueno y malo, la principal queja de los albergues es que a las 5 de la mañana ya estás escuchando ruidos y ves las lucecitas de la gente que se levanta temprano para caminar. Si duermes por ahí, no habrá nadie que os moleste, más vale que te pongas el despertador!
  • Por las noches refresca, lleva un saco aceptable incluso en verano
  • En Castilla León en cada merendero te viene indicada la distancia al siguiente, eso está muy bien para los que improvisan hasta el último momento dónde dormir
  • Lo bueno y lo malo: desconexión total del ambiente peregrino. Eso va por gustos…
  • Mejor alternar albergue o habitación de vez en cuando para poder usar duchas, lavadoras… Muchos albergues te cobran la cuantía completa por usar sus servicios duermas en ellos o no, así que total, ya que pagas…

Comodidad y seguridad

Si lo que prefieres es no correr riesgos respecto al alojamiento ya sea porque prefieres descansar bien, o porque quieras asegurarte de que tu perro va a dormir contigo en la misma habitación, debes de tener en cuenta que el presupuesto diario se te va a incrementar notoriamente.

Dormir en un hotel con perro

También te debes asegurar de reservar con toda la antelación posible y de enterarte bien antes de las condiciones para alojarte con tu perro porque muchas pensiones son familiares y cambian de criterio según la temporada, o simplemente según el estado de ánimo del que te atienda en ese momento…

Por otro lado alojarse en las capitales o ciudades importantes es realmente fácil mediante cualquier buscador de hoteles on-line en el que se pueda emplear un filtro de “se admiten mascotas”.

Otra cuestión de la que debes mentalizarte es que puedes dar con algún dueño de pensión u hostal con mentalidad caciquil que se aprovechará de la inexistencia de otras habitaciones que admiten perros en kulómetros a la redonda para darte la peor habitación a precio de parador. Qué le vamos a hacer... En nuestro listado de alojamientos tratamos de ser lo más objetivos posibles con las descripciones.

comments powered by Disqus