Tal vez no sea del todo necesario...

En caminoconmiperro somos fieles seguidores de la premisa “plantéate solo aquello estrictamente necesario, y de eso lleva solo la mitad”. O lo que es lo mismo, mentalidad minimalista en lo que a equipaje a meter en la mochila se refiere.

En cuanto hayas caminado unas cuantas horas, tu cuerpo entero te lo va a agradecer y además aprenderás lo superfluas que son muchas cosas que en nuestra vida habitual creemos imprescindibles.

El Camino de Santiago no transcurre por el desierto, sino que encontrarás un pueblo cada 5 ó 10 km. Por esta razón piensa en llevar sólo aquello que estés seguro que vas a utilizar. Las cosas de “por si acaso” las podrás comprar según te vayan surgiendo las necesidades.

Desde el punto de vista del perro, te comentamos algunas cosas que tal vez no sea del todo necesario poner en la mochila:

  • Su juguete o hueso preferido. La naturaleza está llena de cosas mucho más interesantes para ellos que su juguete de siempre. Desde un palo, hasta una manzana recién caída del árbol, pasando por la persecución de rastros de animales y quién sabe cuántas cosas más. Además llegará tan cansado al final de la etapa que lo único que querrá será comer y dormir. No creemos que lo vaya a echar en falta…
  • Su toalla o mantita. Seguramente tu perro prefiera tumbarse en el césped fresquito y lleno de olores antes que en su toalla que por cierto tiene ya muy vista. Además ésta en seguida se ensuciará y te tocará llevarla dentro de la mochila junto con el resto de tus cosas. Visita el artículo dormir para tomar algunas ideas.
  • Impermeable. Aunque se trate verano siempre hay muchas posibilidades de que os llueva algún día sobre todo si se camina por Galicia. No obstante, la gravedad de que nuestro perro se moje en pleno movimiento es bastante reducida. Si se trata de caminar en invierno, sí convendría llevar un paño o gamuza para secarle una vez paremos, ya que si le dejamos quieto con el pelo mojado se puede resfriar.
  • Alimento en exceso. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el Camino de Santiago pasa por varios pueblos diarios, con lo que cargar en la mochila con la comida para toda una semana parece un tanto innecesario. Echa una ojeada a la alimentar a mi perro durante la actividad para informarte sobre el tema.
comments powered by Disqus